BUSCAR

miércoles, 25 de marzo de 2015

EL "DIOS" DE LOS ILLUMINATI ESTÁ LLEGANDO






¿Qué es el Planeta X? 

¿Tiene algo que ver con la profecía bíblica? 

¿Se trata del Nibiru de la mitología sumeria? 




   Existe un sinnúmero de artículos en internet tipificando a este planeta como el posible "asesino" de la Tierra. Se calcula todo tipo de terribles fenómenos gravitacionales y algunos incluso sostienen la amenaza de una próxima colisión. Conozcamos parte de la historia de este mítico gigante y la opinión de la ciencia, que dice que existe pero que aún no lo ha visto. Lo cierto es que científicos de la NASA han estado enviando sondas espaciales a fin de tratar de descubrir cuál es el planeta más allá de Plutón que está afectando las órbitas de Neptuno y Urano. Supuestamente, el planeta puede cambiar considerablemente la vida en la Tierra en un futuro próximo, según el informe de NTV.





El Planeta X en la antigüedad

   Hace 5,000 años los sumerios lo nombraban "Disco Alado" y argumentan que la aparición de Nibiru en el cielo amenaza con problemas mortales. Este acercamiento ocurrirá en algún momento entre 2012 y 2020, cuando los planetas estarán en su máxima alineación. Los efectos serían múltiples: desde cambiar la rotación de la tierra o invertir los polos, una nueva era de hielo, inundaciones, hasta el exterminio de toda la vida en la superficie de la tierra. Un planeta como Nibiru tendría efectos notables en las órbitas de los planetas exteriores.





   Lo que algunos llaman Nibiru (los antiguos sumerios lo llamaban así), en las Escrituras es llamado ABADÓN en hebreo o APOLIÓN en griego.



Tienen sobre sí un rey, el mensajero del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego tiene por nombre Apolión Destructor. 
(Apocalipsis 9:11)



La ciencia dice que existe, pero que "nunca lo vieron"


   Científicos de la agencia espacial estadounidense descubrieron Nibiru en 1983 con la ayuda del telescopio infrarrojo IRAS. Se supone que el mítico Nibiru causó mudanzas en el eje de varios planetas del sistema solar, debido a su poderosa fuerza de atracción magnética. El planeta también dio lugar a la aparición de grietas y cráteres en la Luna.

   La idea de que un objeto de tamaño planetario podría chocar con la Tierra o pasar cerca de ella en un futuro próximo no es apoyada por ninguna de las comunidades científicas europeas o americanas, e inclusive ha sido rechazada como pseudo-ciencia por muchos astrónomos y científicos planetarios. Sin embargo, los rusos ya no ocultan que el llamado Planeta X se acerca a la Tierra, y confirman que sus consecuencias pueden llegar a ser catastróficas. De acuerdo a una serie de expertos en lo ‘esotérico’, el planeta traerá toda clase de horrores a la Tierra, estrictamente en los escenarios de las películas de final del mundo. La lista de desastres incluye: terremotos, inundaciones, tsunamis, incendios, lluvias de meteoros, etc.

   De hecho, cada vez resultará más difícil negar su existencia, ya que está comenzando a ser visible a simple vista desde diferentes partes del globo, como se ve a continuación:






   La comunidad científica negó durante años, tajantemente, la existencia de un planeta así, y ha realizado múltiples declaraciones en este sentido. Para los astrónomos, "las persistentes declaraciones acerca de un planeta cercano pero invisible son simplemente absurdas". Sin embargo, hoy están divididos, porque las evidencias comienzan a aparecer a simple vista, probando lo contrario. Muchos astrónomos independientes o de organismos no oficiales (específicamente la NASA) han alertado acerca de la visualización del nuevo planeta.

   En 1930, Clyde Tombaugh encontró el planeta Plutón, luego de una sistemática búsqueda iniciada por el Observatorio Lowell como resultado de las predicciones de Lowell acerca de la existencia de un miembro adicional en nuestro sistema solar. Sin embargo, se comprobó que la masa de Plutón era diminuta, y una vez analizada la órbita de Caronte (la luna de Plutón) se encontró que la masa del sistema era demasiado pequeña para afectar a la órbita de Neptuno, por lo que la búsqueda del Planeta X continuó.

   En 1983 se produjo el lanzamiento del satélite-telescopio infrarrojo IRAS. Basadas en las observaciones de este satélite, se publicaron unas declaraciones, y posteriormente en 1984 también un artículo científico en la revista Astrophysical Journal Letters, titulado “Unidentified point sources in the IRAS minisurvey” (‘fuentes puntuales no identificadas en el miniestudio de IRAS’), en las que se discutían varias fuentes infrarrojas detectadas de origen desconocido. Este artículo provocó gran revuelo, y el resurgimiento de todo tipo de bulos y teorías conspirativas. No obstante, más tarde se descubriría que estos «objetos misteriosos» resultaron ser galaxias lejanas.

   En 2008, el dr. Patryk Sofía Lykawka y el profesor Tadashi Mukai de la Universidad de Kobe llevaron a cabo un trabajo teórico sobre el origen y la evolución dinámica de los objetos Transporte De Neptuno (TNO). Los resultados sugirieron fuertemente la presencia de un planeta masivo aún desconocido en el Sistema Solar. Los científicos aseguragon que las siguientes futuras pesquisas estelares probarían la existencia del PLANETA X.

   El Planeta X debería tener una distancia de perihelio de al menos 80 UA (1 UA es aproximadamente la distancia media entre la Tierra y el Sol), un semieje mayor de 100 a 175 UA, y una inclinación orbital de 20 a 40°. El planeta tomaría 1,000-2,300 años en completar una órbita alrededor del Sol. Además, la masa del Planeta X se estima en 0,3 a 0,7 veces la masa de la Tierra. Si el Planeta X está cerca de enfoque perihelio a una distancia de aproximadamente 80 UA, podría parecer tan brillante como Plutón, con un aparente 14,8-17,3 magnitud. (Todos estos datos son teóricos de 2008, de dicho estudio, que fue realizado por simuladores en computación).



El Planeta X y el Apocalipsis


   El Planeta X afectará terriblemente a la corteza terrestre. Se sabe que existe un agrietamiento de la misma provocado por diversas causas naturales. Tiene una longitud de unos 90.000 Km., con una anchura media de 40 Km. y una profundidad promedio de 2,5 Km., y se extiende por toda la superficie terrestre, aunque estas grietas son más frecuentes en el océano Pacífico.

   En algunos lugares la rotura de la corteza ha llegado ya hasta el punto de poner en contacto directo el magma ígneo del interior de la Tierra con el agua del mar. Las enormes cantidades de vapor de agua producidas están presionando a las capas geológicas superficiales, provocando su progresiva desestabilización, y un aumento de los terremotos y de la actividad volcánica. Lamentablemente esto ya ha empezado a producirse. La oleada de terremotos de 1999 fue una muestra de esto.






   Conforme Nibiru se vaya acercando a la Tierra su gigantesca fuerza de atracción gravitatoria atraerá al magma fundido hacia la superficie terrestre aumentando extraordinariamente el número e intensidad de terremotos, maremotos, erupciones volcánicas, etc., que alcanzarán magnitudes nunca antes vistas por esta Humanidad. En el máximo de su proximidad se producirá el cataclismo final, un verdadero Apocalipsis mundial: el vuelco de los ejes de rotación de la Tierra. El ecuador se convertirá en polos y los polos en ecuador y los océanos, expulsados violentamente de sus lechos por estas fuerzas cósmicas, sumergirán al planeta entero.





   Yo no soy astrónoma pero podemos llegar a algunas conclusiones muy básicas partiendo de algunas medidas que nos proporcionan los científicos, haciendo algunas cuentas muy simples simplemente para darnos una idea de los tiempos.

   El planeta Neptuno se encuentra a una distancia de 30 UA (unidades astronómicas, una UA equivale a la distancia de la Tierra al Sol) del Sol. Si simplificamos la órbita de Neptuno (para darnos una idea alcanza) haciéndola REDONDA, tenemos que el radio de esta circunferencia mediría 30 UA. Siendo que la longitud de una circunferencia es igual a π . 2r (Pi por 2 radios, o un diámetro), en el caso de Neptuno tendríamos que hacer la siguiente cuenta:



π x 2r = 3,1416 x (2 x 30) = 3,14,16 x 60 = 188,496 UA




  Entonces, tenemos que (muy redondeadamente), la longitud de la órbita de Neptuno mide unas 188 UA.

   Ahora bien, los científicos nos informan que la órbita del Planeta X mide 475 UA, lo que nos da unas 2 1/2 veces la órbita de Neptuno. Neptuno tiene un ciclo anual de 164,8 años (el tiempo que demora en completar su recorrido alrededor del Sol), y por una simple regla de 3 podemos saber que


  Neptuno --------- 188,5 UA ---------- 164,8 años
  Planeta X -------- 475,0 UA ---------- X = 415 años APROX.


 REPITO: Estos cálculos son una grosera simplificación, no son cifras EXACTAS, pero alcanzan para tener una idea básica de las distancias y los tiempos. 

   En realidad, estudios astronómicos (esta vez realizados por profesionales) nos muestran que la media de años en la órbita del Planeta X es de entre 316-340 años (se trata de una órbita bastante irregular, como la de Mercurio, pero NUNCA DE MILES DE AÑOS COMO VIENE SIENDO (DES)INFORMADO EN CASI TODOS LOS SITES DE CONSPIRACIONES Y/O ASTRÓLOGOS, ASTRÓNOMOS, O SIMPLES CURIOSOS INTERESADOS EN EL TEMA. Sinceramente no sé de dónde sacan esas cifras... aunque lo supongo. Algunos SIEMPRE estarán interesados en mantenernos desinformados a respecto de los verdaderos tiempos y hechos, a fin de que no podamos prepararnos.



El Planeta X en la historia de la actual Tierra


   El siguiente gráfico muestra las fechas en las que el Planeta X cruzó la órbita terrestre. En próximos posts iré explicando los acontecimientos de cada una de esas fechas, que son fácilmente verificables por cualquier persona, aún sin mayores conocimientos de astronomía.





   El planeta X ha recibido muchos nombres diferentes:


  • Los sumerios lo llamaban "Nibiru" (el planeta del cruce) o "12º planeta".
  • Los babilónicos lo conocían como "Marduk", "El Rey del Cielo", el "Gran Cuerpo Pesado" y "Baal".
  • Los mayas lo llamaron el "Quezaqual del Cielo".
  • Los egipcios, "Apep" o "Seth".
  • Los griegos, "Tifón" y "Némesis"
  • Los fenicios, "El Gran Fénix".
  • Los latinos, "Lucifer".
  • Los indios hopi, la "Estrella Azul o Roja".
  • El libro de Kolbrin lo llama "El Destructor".
  • Los hindúes lo llamaron "Shiva" y ""El Destructor".
  • Los chinos, "Gung Gung", "El Gran Negro" o "El Dragón Rojo".
  • En astronomía se lo ha llamado "El Intruso" o "El Perturbador".
  • LA BIBLIA LO LLAMA ABADÓN EN HEBREO O APOLIÓN EN GRIEGO, EL DESTRUCTOR.



¿Demasiadas coincidencias? 

NO. 

Se trata de un fenómeno que NUNCA HUBIERA PODIDO PASAR DESAPERCIBIDO PARA NADIE EN LA TIERRA... POR ESO TODAS LAS CULTURAS TIENEN SU VERSIÓN.



   En próximos posts hablaremos de las catástrofes que ha ocasionado en la historia este planeta gigante.




FUENTES:
   • El Intransigente
   • Time to Believe



...........................................................................................................
Publicado por: Anunciadora de Sión


SÍGUENOS EN EL FACEBOOK: DESPIERTA TÚ QUE DUERMES
PARTICIPA DE NUESTRO GRUPO EN FACE: CON LOS 2 OJOS BIEN ABIERTOS
VISITA NUESTRA PÁGINA GOOGLE+: DESPIERTA TÚ QUE DUERMES
PARTICIPA DE NUESTRA COMUNIDAD EN GOOGLE+: CON LOS 2 OJOS BIEN ABIERTOS

..........................................................................................................














No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de dejar su comentario, entiendan: ESTA PÁGINA NO ES PARA DEBATES. Pueden no estar de acuerdo con lo que aquí se publica y expresarlo correctamente, en cuyo caso el comentario será publicado, o manifestarse agresivamente como la mayoría hace, EN CUYO CASO NO SERÁ PUBLICADO. Ofertas pro-Illuminati son denunciadas como SPAM.