BUSCAR

jueves, 23 de abril de 2015

RESTAURACIÓN Y SANIDAD INTERIOR 1 - Cómo funciona nuestra mente




INTRODUCCIÓN

   Cuando sentimos el llamado de Abba para volver a casa hacemos como el hijo pródigo: dejamos todas las porquerías de lado y simplemente empezamos a caminar para volver. Muchos de los que ya han aceptado a Yahshua ha'Mashíaj como su Salvador personal ya saben de qué estoy hablando. Seguramente recordarán el estado DEPLORABLE en el que se encontraban. Muchos han recibido sus vestidos limpios, sus sandalias y anillo en el dedo, y ya han comido y así han sido fortalecidos. Sin embargo, la historia no termina aquí. Este apenas es el comienzo de una nueva vida como hijos de nuestro amoroso Abba. 

   También muchos recordarán cómo TODO en los primeros tiempos todo era simplemente maravilloso, cuán profundo amor sentían, cómo no les costaba abrir las Escrituras en busca de alimento (porque estaban hambrientos) y cómo cada palabra les abría un mundo que parecía completamente nuevo. Pero el tiempo pasa y de repente las personas un día "sienten" que de alguna manera todo eso se ha perdido, y que aquella increíble y dulcísima comunión con el Abba Kadosh ya no existe, ya no la experimentan.  Muchos se preguntan si habrán sido abandonados, o si cometieron algún pecado que los haya apartado de la comunión. Tal vez sea eso (no es para descartarlo, cada uno sabe), pero la mayoría de las veces se trata simplemente de nuestro Padre pidiéndonos que nos limpiemos 


   Verán, cuando recién llegamos a casa después de haber sufrido tanto en el mundo, nuestro Abba nos viste y nos alimenta, y nos sienta a la mesa para que seamos servidos. Pero esta situación no durará eternamente. En algún momento terminará la fiesta de bienvenida y deberemos levantarnos de la mesa del banquete y recomenzar con la vida de todos los días, tratando de re-insertarnos en un mundo que ahora nos mira de forma diferente, y al que comenzamos a mirar de forma diferente también. Nuestro Padre esperará a que hayamos descansado de las penurias de nuestro viaje de regreso, y a que estemos fortalecidos alimentándonos diariamente con Su Palabra, pero tarde o temprano colocará una inquietud en nuestros corazones, y simplemente se alejará "un poquitín". Esto casi siempre tiene el efecto de cuando estamos en una cama calentita y alguien nos saca el cobertor: enseguida nos llega una sensación desagradable de FRÍO.  


   Normalmente no será causa de ningún pecado que ACABEMOS DE COMETER, sino de que es hora de empezar a HACER LIMPIEZA EN NUESTRO BAÚL DE VIEJOS PECADOS. La gente piensa que sólo deben "venir como están" para ser salvos, y eso es verdad... pero no por eso permanecerán EN EL MISMO ESTADO EN EL QUE LLEGARON. Es necesario que se laven y purifiquen a sí mismos y sus ropas.  


   A lo largo de nuestras vidas, ESTE EJERCICIO DE ENTREGAR "PECADOS" (pueden ser desde acciones concretas hasta meros pensamientos, en cada caso cada uno LO SABRÁ PORQUE EL ESPÍRITU LE MOSTRARÁ CON CLARIDAD DE QUÉ SE TRATA) será realizado a cada tanto, de acuerdo con los designios de nuestro Padre, que envía su Espíritu a conducirnos en esta tarea de "purificación", en la que nos aligeramos de nuestras cargas y limpiamos nuestro interior para que la semilla de nuestro Yahshua ha'Mashíaj tenga espacio para CRECER. Cualquier agricultor o jardinero sabe bien que cuando una semilla es plantada, se debe escarbar la tierra para "romperla", permitiendo así el paso del agua y los nutrientes que harán crecer la planta. Y ESTO ES EXACTAMENTE LO QUE CADA CREYENTE DEBE HACER PARA MANTENER SU COMUNIÓN CON EL PADRE. Si no limpiamos nuestro canal de comunicación, llegará un momento en el que no "escucharemos". Si no aramos la tierra de nuestras almas, la semilla no conseguirá germinar. 


   Este es un espacio en el que LA MAYORÍA DE LOS CREYENTES SIMPLEMENTE FALLA Y QUEDAN ESTANCADOS. Normalmente por una falta de los que se autodenominan "pastores", que no perciben que sus ovejas están (tal vez) con los platos llenos de comida pero con bozales en sus bocas que les impiden comer. Generalmente los pastores circunscriben sus tareas a "dar el sermón", pero MUY DIFÍCILMENTE EXISTAN PASTORES QUE SEPAN ENSEÑAR A SUS OVEJAS EN LOS PASOS DE LA VIDA DEL REINO... no porque sean "malos" pastores (que actúen por maldad), sino porque ni siquiera ellos mismos han sido enseñados, de manera que no saben cómo transmitir AQUELLO QUE NO CONOCEN. Por eso vemos tantas iglesias "vacías" espiritualmente, tantas ovejas flacas y débiles, muchos que conocen versículos y canciones, PERO CUYAS VIDAS NO REFLEJAN LA PUESTA EN PRÁCTICA DIARIA DEL REINO DE LOS CIELOS EN LA TIERRA. 


   En mi andar con Abba Él me ha acercado algunas herramientas que han sido especialmente valiosas y útiles, primero para mí misma y luego para aquellos a quienes las compartí. Una de ellas es una serie de tres libros de la autora Arline de Westmeier, que voy a resumir para que cada uno pueda aplicar estos simples pasos a su LIMPIEZA PERSONAL. Sinceramente, el cómo, el qué y el cuándo SON INDICACIONES QUE LES LLEGARÁN DE PARTE DEL ALTÍSIMO, cada uno lo sabrá en su momento. Pero es bueno que entendamos un poco el "lenguaje" del Padre, que cuando nos pide que nos limpiemos no nos está ACUSANDO NI JUZGANDO, simplemente está procurando que SEAMOS CADA VEZ MÁS SANTOS Y SEPARADOS PARA ÉL. Recordemos que los sacrificios que se realizaban a nuestro Abba Kadosh debían ser SIN DEFECTO, y así también es como Él procura curar nuestras heridas para que seamos sin mancha frente a Él: 


Yo buscaré la perdida, y haré volver a la descarriada, vendaré la perniquebrada y fortaleceré la débil...(Ezequiel 34:16)






SANIDAD INTERIOR

PREFACIO



   Cuando empecé a ayudar a la gente a traer sus traumas al Mashíaj, no estaba preparada para asimilar la rapidez con la cual ellos obtenían mejoría. Casi no podía creer lo que mis ojos veían; lo que antes hubiera tardado meses y aun años para la consecución de soluciones concretas y definitivas, ahora era cuestión de días o semanas para notar una mejoría. Lo que más me impresionaba de todo el proceso, era el amor y la paciencia de Yahweh para con sus hijos heridos y dolientes.

   A la vez me di cuenta de que no se trataba de un "botón mágico", el cual uno podía apretar para que todo mejorase en un solo instante. Ese camino a la sanidad psicológica que Yahweh me mostraba, requería QUE LA PERSONA QUE BUSCABA DICHA SANIDAD, ESTUVIESE DISPUESTA A CUMPLIR CON CIERTOS REQUISITOS INDISPENSABLES. Debía principalmente decir toda la verdad en cuanto a aquello que sentía, lo mismo que estar absolutamente abierta delante de Yahweh a todo lo relacionado con su pasado, costase lo que costase. De la misma manera en que la persona se había puesto de acuerdo con Yahweh y había admitido todo lo relacionado con sus pecados para recibir perdón, asimismo tendría que ponerse de acuerdo con Elohim y admitir todo aquello que Él le mostrara acerca de sus traumas y heridas para recibir su sanidad. Esto requería mucho valor, y siempre encontré personas que no se atrevían a hacerlo.

   También descubrí que Yahweh sana en diferentes niveles. Primero, Él sana todo lo que la persona puede abrirle a Él, iniciando un proceso de restauración en esta nueva área de su vida. Luego Adonay Yahweh le muestra en un nuevo nivel lo que debe ser traído a Él. Nuevas etapas de la vida, tales como el noviazgo, el matrimonio, el ser padre o madre, etcétera, traen sus propias necesidades de sanidad. Este proceso puede durar semanas, meses o años.

   Después de recibir sanidad, la persona tiene que aprender a andar en ella. ¿Qué tal si sufre nuevos traumas? Si Yahweh le ama tanto y le sana, ¿por qué no han sido resueltos todos sus problemas? ¿Cómo puede uno ayudar a otros que sufren? Estas y otras preguntas semejantes surgieron con tanta frecuencia, que me fue necesario buscar a Elohim para desarrollar nuevas respuestas que pudiesen proveer herramientas, para permanecer sana y ayudar a otros en esas áreas; con tal fin, dichos desarrollos han sido incluidos en la última parte de este trabajo.


Arline de Westmeier




1
Sanidad Integral


Definición De Nuestra Naturaleza 

   Si un automóvil no marcha bien, podemos llevarlo al taller; el mecánico, quien ha estudiado y conoce su oficio, está en capacidad de reparar algunas de las partes dañadas. Pero si el automóvil tiene un problema muy grave, hay que enviarlo a la fábrica donde fue construido. Quienes fabricaron el auto, conocen su estructura y cada una de sus partes, y sabrán cómo ponerlo en funcionamiento de nuevo. De la misma manera Yahweh nos conoce y quiere "reparar" nuestras vidas. 

   En Lucas 4:18-19,21, el Mashíaj dice: “El espíritu de Yahweh está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos y para proclamar el año agradable de Yahweh... Entonces comenzó a decirles: “Hoy se ha cumplido esta Escritura en sus oídos”.

   El Mashíaj ha venido a sanar a los quebrantados de corazón. Él vino a libertar a los cautivos, incluyendo la cautividad que generan nuestros propios complejos. ¡El Mashíaj ha venido para darnos libertad! 

   En el Salmo 147:3 dice: "Él sana sus quebrantados corazones, y venda sus heridas". Yahweh no nos regaña cuando tenemos heridas; Él nos sana

   En Isaías 53:4-5 dice: "Sin embargo eran nuestras enfermedades las que llevaba, nuestros sufrimientos los que soportó. Nosotros lo contamos como plagado, herido, afligido por Elohim. Pero él fue herido por nuestros pecados, molido por nuestras maldades. Llevó el castigo que nos restauró, y por sus heridas fuimos nosotros sanados". 

   Observemos el versículo 4 nuevamente. El Mashíaj llevó nuestras enfermedades y nuestros sufrimientos. Sufrimientos y enfermedades son dos vocablos diferentes con distintos significados que pueden presentarse simultáneamente o en situaciones independientes. La Palabra de Elohim nos habla en cuanto a nuestras enfermedades físicas y nuestros sufrimientos psíquicos. Él también llevó nuestros pecados. Todo lo anterior nos permite concluir que enfermedad, sufrimiento y pecado son nominativos diferentes que afectan diferentes partes de nuestro ser. 

   En la primera carta a los Tesalonicenses, capítulo 5, versículos 23 y 24, la Palabra de Elohim nos dice: "Y el mismo Elohim de paz los santifique por completo; que toda su persona –espíritu, alma y cuerpo– se conserven irreprensibles para la venida de nuestro Maestro Yahshúa el Mashíaj. El que los llama es fiel, y él lo logrará". 

   En griego, el idioma original en el cual el Nuevo Testamento fue escrito, la palabra que quiere decir alma es psykhe, la cual da origen a nuestra palabra psiquis o psicología. Al leer el versículo tal como está en el original, encontramos: "...y todo vuestro ser, espíritu, psiquis y cuerpo..."

   Podemos entonces representar estas tres partes del ser humano por medio de un triángulo:





SANIDAD ESPIRITUAL

   Procedamos ahora a analizar cada una de las partes constitutivas del ser humano, representadas por medio de los lados del triángulo y la forma en la cual la sanidad divina opera en cada una de dichas áreas.

   Oímos decir con mucha frecuencia en nuestras iglesias que Mashíaj vino para sanarnos espiritualmente y perdonar nuestros pecados. Esta es la base de nuestra sanidad. Podemos indicarla por medio de la base del triángulo que aparece en la figura de abajo.





   Cuando nos entregamos al Elohim Yahshua ha'Mashíaj, Él entra en nuestra vida, nos limpia de nuestros pecados, nos hace sus hijos y nos da su salvación. La palabra soso en griego quiere decir indiscriminadamente "salvar" y "sanar". No existen en tal sentido dos palabras diferentes. El Mashíaj no vino solamente para salvarnos, sino también para sanarnos. Cuando Él salva espiritualmente, sana también nuestro espíritu. Ambos elementos son parte de un proceso único y completo.


SANIDAD FÍSICA

   La Biblia también nos habla acerca de la sanidad física. Santiago nos dice que si alguien está enfermo, debe llamar a los ancianos de la iglesia, quienes le ungirán con aceite, orarán por él y Yahweh le sanará. De dicha sanidad física oímos hablar con mucha frecuencia. Constantemente las iglesias realizan grandes campañas donde se ora por sanidad física. Aunque esta área es de indispensable importancia para la vida de los creyentes, no la ampliamos en este trabajo ya que no constituye su propósito central.

   Incluimos, sin embargo, esta corta sesión con el propósito de agregar la línea de sanidad física a nuestro triángulo humano:






   Sin embargo, si solamente consideráramos estos dos aspectos, nos quedaría un lado del triángulo sin la sanidad requerida.


SANIDAD PSICOLÓGICA

   La estructura psicológica es una parte muy importante de nuestra naturaleza humana. Sin embargo, casi nunca se habla en nuestras iglesias acerca de la sanidad que esta área requiere. Casi nunca se menciona que el Mashíaj también vino para sanar nuestra psiquis. Dicha sanidad casi siempre la dejamos en manos de los psicólogos, la mayoría de los cuales no conocen al Mashíaj. Es una lástima la carencia de una adecuada enseñanza en esa área, ya que nuestro Elohim vino para sanar nuestra psiquis tanto como nuestro espíritu y cuerpo.

   En Santiago 5:14-16 no solamente se habla de los enfermos que han de ser sanados y los pecados que serán perdonados; también se nos dice que debemos confesar nuestras ofensas los unos a los otros, y orar los unos por los otros para que seamos sanados.


SANIDAD INTEGRAL 

   Como consecuencia de lo anterior, el triángulo de nuestra sanidad estaría constituido de la siguiente manera: 





   Un aspecto muy importante es el hecho de que cada uno de los procesos de sanidad se lleva a cabo por medio de la oración. Esta ha de ser el instrumento determinante en el desarrollo de tal ministerio. 

   Continuamente ayunamos y oramos, buscando echar fuera demonios, con el fin de encontrar en Elohim la solución a nuestros problemas. Si hay demonios en la vida de alguien, desde luego, se deben echar fuera; pero muchas veces el problema no se encuentra en el área espiritual, sino en el área psíquica

   Recuerdo cuando estuve atendiendo el caso de un joven a quien habían tratado de expulsarle demonios en siete ocasiones sin ningún éxito. El problema no se hallaba en su área espiritual, sino en el área psicológica. Tenía una herida profunda que le había causado su padre. Cuando empezó a ser sanado de este problema psicológico los presuntos "demonios" desaparecieron. 

   Muchos creyentes piensan que cuando uno se entrega a Elohim Yahshua ha'Mashíaj y ha sido sanado espiritualmente, todo en la vida queda totalmente en orden. Sin embargo, pronto descubrimos que no todo marcha bien, pues hay complejos y depresiones que persisten. Nos preguntamos entonces: "¿No está ya todo mi pasado perdonado; todo aquello que ocurrió en mi vida?". Es cierto que todo está perdonado, pero no necesariamente todo está sanado. No hay culpa, pero sí hay dolor. El Mashíaj vino para llevar los dolores tanto como los pecados y las enfermedades. 

   También debo decir que el carácter de nuestra sanidad es relativo; ya que nunca estaremos completamente sanos, sino hasta que moremos eternamente en el cielo. Consecuentemente, así como podremos tener un resfrío de vez en cuando o una tentación u otro problema espiritual, de la misma manera podremos sufrir dificultades psicológicas. Sin embargo, si llegamos a sufrir de neumonía u otra enfermedad que nos hiciera permanecer en cama, o ser hospitalizados, ya no estaríamos tratando con una "enfermedad normal". 

   Asimismo, en el área psicológica, no se tiene que estar necesariamente recluido en un hospital mental como prueba de la presencia de complejos y depresiones o de serias dificultades en nuestras relaciones con otros individuos, los cuales no nos permiten funcionar libremente. En tales casos, nuestra "salud psicológica" está afectada y será la lógica consecuencia de no haber entregado nuestros dolores psicológicos a Elohim Yahshua ha'Mashíaj. 

   Muchos cristianos piensan que al recibir sanidad espiritual toda la vida estará, como popularmente expresamos, en un estado de "gloria" y "aleluya" y, por lo tanto, todo deberá marchar a la perfección. Como consecuencia, llegan a creer que si se presentan problemas psicológicos es porque sus vidas no son genuinamente cristianas... una gran mentira del Enemigo! 


   Recuerdo muy bien a una estudiante del seminario, quien después de una de mis conferencias sobre sanidad interior, me manifestó que esta era la primera vez que había oído hablar de la posibilidad de que un creyente pudiera expresar las luchas y problemas que confrontaba diariamente en su vida. Ella dijo: "Yo pensé que siempre tendría que decir: '¡Todo marcha bien! ¡Estoy llena de gozo!' De otro modo, me parecía estar diciendo que el Mashíaj no valía nada".  



2
Función De La Mente

   ¿Cómo es posible que lo sucedido en el pasado nos siga molestando tanto? Nos decimos: "¡Ya no me duele tanto! ¡Ya he olvidado eso! ¡Ahora me va mejor!". Pero seguirnos acomplejados y deprimidos. ¿Qué es lo que nos pasa? 


El Consciente 

   Todos hemos oído decir que tenemos una parte consciente, la cual está enfocada en las actividades que estamos realizando. Somos conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor. Esto se puede expresar gráficamente de la siguiente manera: 




   En un salón de conferencias uno enfoca su mente en lo que está escuchando. A la vez, se está consciente de las luces del salón que están encendidas, la persona sentada al lado, y el ruido de los vehículos que transitan por la calle. Al enfocar la mente en el bebé que está llorando en el mismo salón, podemos apenas levemente percibir la voz del conferencista. Sin embargo, de una forma u otra somos conscientes de mucho de lo que sucede alrededor nuestro. 


El Subconsciente 

   ¿Puedes recordar exactamente lo que estabas haciendo ayer a esta hora? ¿Estabas acaso trabajando en la casa, en la oficina, alistando la ropa de los niños, o viajando quizás? Es bastante fácil. Probemos ahora con algunos períodos de tiempo más amplios. ¿Puedes recordar lo que estabas haciendo hace quince días, hace un mes, hace un año, hace cinco años? Esto se hace cada vez más difícil. Analicemos entonces las razones que originan esa dificultad. 

   Debajo del nivel consciente de nuestra mente, se encuentra el subconsciente. Esto puede ser ilustrado de la siguiente manera: 




   En el consciente se reciben experiencias e impresiones. Es fácil recordar lo que ocurre en el momento presente, cuando ellas están sucediendo y afectándonos. Sin embargo, con el paso del tiempo, lo sucedido desciende al subconsciente, donde solamente nos es posible recordarlo deteniéndonos a pensarlo cuidadosamente. Entre más tiempo transcurre, el llegar a recordarlo se hace más difícil. 


El Inconsciente 

   ¿Puedes recordar lo que hiciste en esta misma fecha, hace cinco, diez o más años? Cuando la imagen del evento sucedido pasa al Inconsciente, ya no podemos recordarlo. Esto se puede Ilustrar de la siguiente manera: 




   Este proceso se llama "olvido pasivo". Es normal e indispensable, porque de otra forma sería horrible si tuviéramos presente lo que nos ha sucedido durante toda la vida. No habría lugar en la mente para nuevas experiencias. 

   Hay otra clase de olvido llamado "olvido activo". Cuando nos sucede algo que nos duele demasiado la mente lo reprime en el inconsciente. Podemos imaginar esto, trazando una línea de represión, tal como lo demuestra la gráfica: 




   La mente reprime los recuerdos demasiado dolorosos. No podemos recordar lo sucedido, pero eso no significa que ha desaparecido de la memoria. Esto lo podemos ver claramente en el caso de personas que padecen epilepsia. Cuando se les somete a cirugía cerebral, no se les anestesia en forma total. En estado consciente y al aplicar pequeños electrodos en el cerebro—y una corriente muy leve, el paciente de repente empieza a revivir alguna experiencia de su pasado, por ejemplo oír una canción que no escuchaba desde su niñez. Al desplazar ligeramente el electrodo podría acordarse de la cara de alguien en quien no ha pensado por años, o quizás escuchar una conversación en la que tomó parte tiempo atrás. 

   Lo anterior significa que lo que nosotros vivimos no está olvidado, solamente no podemos recordarlo. 

   Yahweh nos dice que Él olvida nuestros pecados, pero nosotros no podemos hacerlo. No podemos recordar todo, pero lo sucedido está allí debajo, guardado muy profundamente en el fondo de nuestro inconsciente. Sucede, como enseñábamos anteriormente, que cuando entra algo doloroso en el inconsciente lo reprimimos. La mente lo coloca debajo de la línea de represión. Este proceso de represión podemos ilustrarlo así:





   Como consecuencia de lo anterior, llegamos a pensar que lo hemos olvidado. Sin embargo, ello continúa "vivo" en nosotros. Más tarde reprimimos otros sucesos dolorosos y a estos agregamos otros. Finalmente, desde lo profundo de nuestro ser, lo reprimido empieza a presionarnos de tal manera que actuamos de una forma que ni nosotros mismos podemos entender

   Cuando yo estaba estudiando enfermería, teníamos cinco profesoras que nos enseñaban a arreglar las camas, colocar inyecciones, etcétera. Siempre que yo tenía que hacer una demostración bajo la supervisión de la señorita Tiffany, parecía que mis manos se enredaban totalmente y que yo perdía el control, haciendo todo torpemente. Yo no podía hacer nada bien frente a ella, mientras que con las otras profesoras todo me salía a la perfección. 

   Me pregunté entonces por qué me ocurría esto, teniendo en cuenta que yo había trabajado en un hospital como ayudante y tenía suficiente experiencia. Un día la señorita Tiffany me preguntó por qué no me comportaba con ella como lo hacía con las demás profesoras. Yo no sabía la respuesta, y sentía tanto temor de ella que ni pude decirle cuánto le temía. 

   Posteriormente, en mis estudios de psicología y psiquiatría, descubrí que la cara de aquella enfermera era muy parecida a la de mi maestra de tercer año de primaria, quien me infundía mucho temor, ya que me castigaba injustamente, parándome en frente de toda la clase por cosas que yo no había hecho. Como consecuencia, todo lo que esa enfermera me pedía que hiciera, resultaba mal; aunque ella no estaba directamente relacionada con las causas que generaban mi incapacidad. Yo había olvidado aquella maestra; sin embargo, ella me hacía comportar de una manera que yo no sabía explicar. No había desaparecido lo que me pasó en aquel año de primaria, estaba latente, aunque no podía recordarlo. Cuando lo logré recordar y lo saqué de mi inconsciente para poderlo solucionar, mi situación frente a la enfermera no me incomodó más




En el próximo post continuaremos aprendiendo acerca de nuestras Necesidades Humanas Básicas y los Complejos de Inferioridad. Luego aprenderemos también cómo entregarle todas estas cosas a nuestro Mashíaj y Salvador Yahshua, a fin de ir limpiando nuestros "vasos".









_________________________________________________________________________
¿Está usted listo espiritualmente? ¿Lo está su familia? ¿Está usted protegiendo adecuadamente a sus seres queridos? Esta es la razón de este ministerio, permitirle a usted primero entender el peligro que enfrenta, y luego ayudarle a desarrollar estrategias para advertir y proteger a sus seres queridos.  
Si usted ha aceptado a Yahshua ha'Mashiaj como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con Él, necesita pedirle inmediatamente perdón y renovación. Él lo perdonará y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo. Entonces, necesitará reiniciar un caminar diario de oración y estudio personal de la Biblia.  
Si usted nunca ha aceptado a Yahshua ha'Mashiaj como su Salvador, pero ha comprendido Su realidad y el Fin de los Tiempos que se acerca, y quiere aceptar Su regalo GRATIS de la Vida Eterna, usted puede hacerlo ahora, en la privacidad de su hogar. Una vez lo acepte como Salvador, usted habrá Nacido de Nuevo, y tendrá el Cielo tan seguro como si ya estuviera allí. Entonces, podrá descansar seguro de que el Reino del Anticristo no lo tocará espiritualmente.  
Si a usted le gustaría Nacer de Nuevo, vaya ahora a nuestra Página de Salvación 
Esperamos que haya sido bendecido por este ministerio, que busca educar y advertir a las personas, de modo que puedan ver el Nuevo Orden Mundial que está por llegar (el Reino del Anticristo) en sus noticias diarias. 
_________________________________________________________________________
Publicado por: Anunciadora de Sión
SOY CREYENTE EN YAHSHUA
Mis páginas y grupos SIGUEN ESA LÍNEA (ateos, agnósticos, nuevaeristas y delirantes, ABSTENERSE)
Clicando AQUÍ encontrarán todos los links a mis sites, donde podrán encontrar MUCHO MATERIAL
________________________________________________________________________









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Antes de dejar su comentario, entiendan: ESTA PÁGINA NO ES PARA DEBATES. Pueden no estar de acuerdo con lo que aquí se publica y expresarlo correctamente, en cuyo caso el comentario será publicado, o manifestarse agresivamente como la mayoría hace, EN CUYO CASO NO SERÁ PUBLICADO. Ofertas pro-Illuminati son denunciadas como SPAM.