BUSCAR

sábado, 2 de agosto de 2014

FIESTAS SATÁNICAS 01 - YULE Y LA NAVIDAD


YULE
SABBAT MENOR
21-22 Diciembre



El siguiente texto descriptivo es una recopilación de diferentes fuentes de Wicca, Satanismo y otras prácticas semejantes defensoras de estas creencias. Mis comentarios aparecerán en VIOLETA para que el lector los diferencie con facilidad. Todas las veces que aparece la expresión "el Dios" (o "la diosa") son referencias a los falsos elohim, falsos dioses.
Nombres alternativos: Jul, Solsticio de invierno, Alban Arthan.

La fiesta pagana de Júl tiene su origen en la Escandinavia precristiana. Constituía sobre todo una fiesta de la familia y estuvo siempre dedicada a la fertilidad, a los solsticios y a la familia. Era una festividad donde también se recordaba a los ancestros, los amigos ausentes, y la mesa donde se celebraba la fiesta se preparaba con esplendor y magnificencia, ante la tumba de los parientes fallecidos (culto a los antepasados y culto a los muertos)y priorizando la hospitalidad hacia los forasteros.



La celebración del Solsticio de invierno o Yule, es la noche más larga del año y su día el más breve, cuando en opinión de los antiguos se afirmaban las potencias de las tinieblas. Dos son los temas que dominan la fiesta del solsticio de invierno: EL NACIMIENTO DEL SOL Y EL COMBATE ENTRE LA LUZ Y LA OSCURIDAD.

Los conceptos de luz y oscuridad no deben ser malinterpretados como una lucha del bien contra el mal. La luz y la oscuridad se complementan una a la otra y son el equilibrio que provee nuestras necesidades. (Vemos aquí cómo siempre tratan de plantear el principio de la DUALIDAD como normal y natural; sin embargo, si analizamos este principio comprenderemos que lo que intenta es colocar al Mal en plano de igualdad con el Bien. Los defensores del Mal bajo cualquiera de sus formas siempre defenderán esta posición, mientras que los que conocemos la verdad sabemos que el Bien es el único principio sin el cual no existiría NADA, incluído el Mal, que no es OPOSICIÓN sino AUSENCIA).

   La batalla se representa habitualmente como una lucha entre el Rey Roble (la luz) y el Rey Acebo (la oscuridad), triunfando el primero en el combate.



   
En la antigüedad se encendían hogueras como un recurso mágico para estimular al sol a "renacer". Después de esta noche, el sol se vuelve más poderoso cada día; no es en verdad el medio del invierno, si no que significa "punto de giro" del sol.

   Yule es el primero de los Sabbats menores en la Rueda del Año. Es un punto de quiebre en el ciclo solar del dios, ya que marca su renacimiento de su propia semilla, plantada en el vientre de su madre en Beltane.

   La fiesta de Yule también buscaba acelerar la llegada de la primavera en forma simpática; se comía y se bebía en abundancia. (Llamar a los excesos de "simpáticos" debe, como mínimo, ser tratado de hipocresía).

   Era el momento de sembrar las semillas de los cultivos de invierno, que comenzarían a brotar en la infancia del dios y serían cosechados cuando éste alcanzase la edad adulta.

   Las tradiciones más famosas eran encender el leño de Yule, del leño del año anterior, y hacerlo arder por 12 horas. Es la versión "puertas adentro" de la hoguera de Litha. Luego se esparcían las cenizas por los campos para hacerlos fértiles. Decorar las viviendas con muérdago, por ser el que crece en el roble. Mantener una vigilia nocturna para esperar al sol. Se brindaba a la salud de un árbol, y se lo mojaba con la sidra, dejándole también "muffins" sobre sus ramas.




   En la mayoría de las lenguas europeas, sea cual sea la forma en que se pronuncie o traduzca, tanto natividad, como navidad, al igual que yule, se entienden como sinónimos de una misma celebración. Sin embargo, NINGUNA DE LAS DOS TIENE NADA QUE VER CON EL NACIMIENTO DEL VERDADERO MASHIAJ (Ver ¿CUÁNDO NACIÓ VERDADERAMENTE YAHSHUA?)

Yule y Yuletide, al igual que la "Festividad de yalda" (una fiesta invernal iraní), son términos arcaicos indoeuropeos usados para referirse a la tradición antigua que observa los cambios naturales causados por la rotación del sol alrededor de la tierra y sus efectos en la cosecha alimenticia durante el solsticio invernal o solsticio de invierno. En la celebración de Yuletide, como en aquélla, es costumbre entonar canciones para proveer así una atmósfera relajada. 




En cualquier caso, finalmente, a fines de época vikinga, las celebraciones de Navidad llegaron a ser un gran festival que en que el Solsticio de Invierno fue amalgamado con las tradiciones de las diversas celebraciones de pleno invierno en toda Europa, como Mitwinternacht, Modrasnach, Midvinterblot, y la celebración del Solsticio teutónico y la Fiesta de los Muertos. Un ejemplo bien documentado de esto es en 960, cuando el rey Haakon I de Noruega, firmó en julio la ley para que se celebrara en la noche que en 25 de diciembre, para ajustarla con la celebración cristiana. Para algunas sectas nórdicas, los registros de Yule fueron encendidos en honor a Thor, el dios del trueno. La fiesta continuaba hasta que el registro se quemaba, desde tres o hasta doce días. Los indígenas de la tradición islandesa Jol continuaron más allá de la Edad Media, pero fueron condenados cuando la Reforma llegó. La celebración continúa hoy en todo el norte de Europa y en otros lugares de nombre y tradiciones, para los cristianos como representante de la natividad de Jesús en la noche del 24 de diciembre, y por otros como una fiesta cultural de invierno en el 24 o para algunos, la fecha del solsticio.

La temporada de caza de Odín, montando el caballo gris de ocho patas llamado Sleipnir, comenzaba la víspera de Samhain (Halloween, 31 de octubre) y se terminaba con la cabalgata salvaje en el cielo nocturno de la noche más larga del año, la del solsticio de invierno, para dar origen a un nuevo ciclo del año. Era la fiesta del Yule.




En la antigua tradición, esta festividad duraba 12 días (y noches). La primera noche de Yule (la noche antes del solsticio) se llamaba la Noche de las Madres. En esa noche los paganos nórdicos acostumbraban sentarse y esperar el alumbramiento del dios solar Balder nacido de la diosa Frigg y engendrado por Odín. Con el solsticio de invierno, la Diosa giraba la rueda del año para darle un nuevo punto de partida. Yule no sólo significa literalmente "rueda", sino que también hacía referencia a un ciclo, al movimiento circular inherente y a un eterno retorno de las cosas (¿Ouroboros?). A menudo este Sabbat fue referido como el Hweolor-tid, el "momento decisivo", a partir del cual se comienza un nuevo ciclo.

Yule también es una noche para el contacto con el espíritu y la celebración con los antepasados, ​​de la misma forma que los celtas observaban Samhain. En la "Noche de Navidad", la diosa Hel (¿la misma de Metrópolis?), guardiana de mundo de los espíritus, abría las puertas del mundo subterráneo a todos los creyentes sinceros. Y las cerraba en última noche de la observancia, en la que posteriormente se llamó "Noche de Reyes". Esta última se convirtió durante un cierto tiempo en una especie de "noveno Sabbat" en el cual se marcaba el fin de la festividad de 12 días y se daba comienzo a la actividad del año nuevo.




En los calendarios rúnicos, este período de 12 días que va desde el 25 de diciembre al 6 de enero, está señalado con una rueda. Según la tradición, todo debía detenerse durante este período, marcando una detención de todas las manifestaciones solares. Los viajeros no circulaban y en algunas ocasiones se abatía un árbol, un fresno, un tejo, un pino... Se esparcían pequeños trozos de carne bajo algunos árboles y se vigilaban los cuervos, que eran los pájaros sagrados de Odín, y se abatía aquél árbol bajo el cual estaba el primer trozo que comían los cuervos. Se cortaban las ramas que eran repartidas entre las gentes, que los adornaban con accesorios evocando la fertilidad y la abundancia. En el tronco se inscribían los deseos colectivos y hacia el final del Yule se cortaba y se repartía entre la gente para ser quemado ritualmente en el hogar de cada uno.

  • Símbolos de Yule: Acebo (muérdago).
  • Hierbas: laurel, pino, roble, salvia.
  • Piedras: rubíes, esmeraldas, diamantes, granates.
  • Inciensos y aceites de Yule: pino, cedro, canela.
  • Colores y velas que se pueden usar: rojo, verde, oro, blanco, plata, amarillo, anaranjado.
  • Comidas de Yule: frutas, nueces, pavo, té de jengibre. (Cualquier parecido con la Navidad es pura coincidencia... ¿no?)




AHORA VEAMOS EL LADO OSCURO DE LA MONEDA...

MITRA

   Mitra fue uno de los dioses solares más venerados que renacían en el solsticio de invierno. El culto de Mitra se difundió mucho más allá de Persia, su país de origen, y se extendió sobre todo en Roma, en Grecia, en Egipto y en Asia Menor. Su fiesta, el solsticio de invierno, en Roma se llamaba Natalia Solis Invicti, o el "Nacimiento del Sol Invencible". No es por casualidad que algunos de los ritos que lo rodean sean similares a los ritos judeo-cristianos que rodean a Jesús. Mitra nació en una caverna Mitraun el 25 de diciembre, de una madre virgen. Vino del cielo y nació en tanto que hombre para redimir los pecados del mundo. Era conocido como "El Salvador", el Hijo de Dios, el Redentor, el Cordero de Dios... Con sus 12 discípulos viajó por países lejanos enseñando una doctrina de amor e iluminación para los hombres. Fue enterrado en una tumba de la cual resucita (acontecimiento que era celebrado alegremente todos los años).


La fiesta de Brumales era una fiesta pagana dedicada al sol, llevada a cabo en el solsticio de invierno, fue sostenido por lo general el 25 de diciembre. La fiesta de Saturnalia empezaba el 17 de diciembre y duraba 7 días, en honor a Saturno, el dios de la semilla y del vino. Tales fiestas tenían características muy similares a la que hoy conocemos como Navidad. Al final de la Saturnalia, el 25 de diciembre, se celebraba el nacimiento del Sol (Natalis Solis Invictis, nacimiento del sol invencible), personificado en el dios Mitra. Aunque el culto a Mitra tenía orígenes persas, se convirtió en la religión dominante en Roma, especialmente entre los soldados.

La Navidad cristiana reemplaza Natalia solis invictis

El emperador Constantino I había sido un seguidor fiel de las tradiciones paganas concernientes al dios Sol. Su conversión al cristianismo se debe a una supuesta visión que tuvo cuando vio una cruz frente al sol e iba con su ejército y escuchó una voz que le dijo "con este signo vencerás" (in hoc signo vinces). Esto fue motivo para llevar el símbolo de una cruz en su estandarte y ganar la batalla del Puente Milvio.


SATURNALIA



La fiesta de Navidad empezó a celebrarse como una fiesta cristiana a partir de esa época, YA QUE ANTERIORMENTE NO HAY REGISTROS DE QUE SE LES HUBIERA SIQUIERA OCURRIDO INVENTAR UNA FIESTA QUE JAMÁS FUE ORDENADA POR YAHWEH. En el año 336 apareció por primera vez tal fiesta en el calendario romano, y gradualmente fue entrando en las tradiciones oficiales de la Iglesia cristiana, hasta que en el siglo V, queda ordenada oficialmente, eclipsando del todo a la fiesta del Sol invictus. La práctica del mitraísmo, como la de todas las religiones paganas, fue declarada ilegal en el año 391 por el emperador Teodosio.

La tradición de dar regalos navideños viene de los paganos romanos que tenían esa costumbre durante la fiesta de Saturnales, un festival en honor al dios Saturno. También fue una fiesta de Año Nuevo, donde se daban regalos en nombre de los seres queridos que habían muerto en el año anterior. Los primeros exploradores y conquistadores romanos llevaron esta tradición a través de Europa, donde permaneció y se transmitió en la celebración de Navidad.




La Rueda del Año es a menudo simbolizada por la corona. Existe una amplia evidencia arqueológica para apoyar el hecho de que las guirnaldas se han utilizado de esta manera simbólica durante más de 4.000 años. Su círculo no tiene principio ni fin, lo que ilustra que la Rueda del Año es también así, con cada cosa en su tiempo de volver a su punto de origen y desde allí recomenzar, una y otra vez. Las coronas llegaron a ser usadas en la Navidad a través de la influencia de los paganos escandinavos que las colgaban en Yule (víspera de Año Nuevo), para conmemorar un nuevo comienzo del ciclo continuo de la vida. La profusión de esta decoración en esta época del año es un resultado directo de la práctica pagana de la creación de estas coronas a partir de materiales naturales para decorar las casas y altares para celebrar el Año Nuevo.


SÍMBOLOS NAVIDEÑOS PAGANOS

1. Árbol de Navidad. El árbol sagrado del dios del invierno. Los Druidas creían que el espíritu de sus dioses estaba en el árbol. ¡La mayoría de los antiguos paganos sabían que el árbol representaba la reencarnación de Nimrod en Tammuz! Los Paganos también ven al árbol como un símbolo fálico. 



2. Estrella. Pentalfa, la estrella de cinco puntos. El pentalfa es un símbolo poderoso de Satanás, seguido sólo del hexagrama. La estrella es el símbolo sagrado de Nimrod, y no tiene nada que ver con Yahshua. 

3. Santa Claus. Antiguos Satanistas han dicho que "Santa" es un anagrama de "Satán". En la Nueva Era, el dios, "Sanat Kumara", es más que definitivamente un anagrama para "Satán". Los atributos y poderes místicos asignados a Santa están misteriosamente cerca de aquellos que posee Yahshua. La tradición popular de Santa Claus ¡ha reemplazado espiritualmente a Yahshua! 


4. El Muérdago es la planta sagrada de los Druidas, simbolizando las bendiciones paganas de la fertilidad; de esta manera, besarse bajo el muérdago es el primer paso ¡en el ciclo reproductivo! Las brujas también usan las bayas blancas en pociones. 

5. Las Coronas son circulares, y así ellos representan los órganos sexuales femeninos. Las coronas están asociadas con la fertilidad y el "círculo de la vida". 

6. Las Velas. Representan el fuego recién nacido de los dioses del sol. Los Paganos del mundo sobreestiman y usan las velas en sus rituales y ceremonias. Ciertos colores se toman para representar poderes específicos. El uso extenso de las velas es usualmente una muy buena indicación que el servicio es pagano, no importa lo que sea el exterior. 

 
7. Los Renos son animales con cuernos ¡representando al "dios cornudo" o el "dios-venado" de la religión pagana! El número tradicional de los renos de Santa en su equipo es ocho; en la numerología Satánica, el ocho es el número de los "nuevos comienzos", o el ciclo de la reencarnación. Los Illuminati ven el número "ocho" como un símbolo de su Nuevo Orden Mundial. 

8. Los duendes son criaturas enanas los cuales son los pequeños ayudantes de Santa (Satán). Ellos también son demonios. 

9. Verde y Rojo son los colores tradicionales de la temporada, así como también son los colores tradicionales del invierno. El verde es el color favorito de Satanás, así que es apropiado que sea uno de los colores tradicionales de la Navidad; el rojo es el color de la sangre humana, la forma más grande de sacrificio de Satanás; por esta razón ¡el Comunismo adoptó el rojo como su color principal! 
10. 25 de Diciembre es conocido como la "natividad" del sol. Esta fecha es el cumpleaños de Tammuz, el hijo, la reencarnación del dios sol. Tradicionalmente, el 21 de Diciembre es conocido como el Yule. La Iglesia Católica Romana movió la celebración del Yule al 25 de Diciembre. 
12. La Cena de Navidad. El 25 de Diciembre es también conocido por los Romanos como "Saturnalia", un tiempo de depravación deliberada. Beber a través de repetidos brindis (conocido como"wassail") era una clave para la depravación de esta celebración. La Fornicación era simbolizada por el muérdago, y el evento entero se terminaba con un Gran Festín, la Cena de Navidad. 
13. El Tronco de YuleEl leño de Navidad es el tronco muerto de Nimrod, deificado como dios-sol, pero derribado por sus enemigos; el árbol de Navidad es Nimrod redivivo, el dios sacrificado que vuelve a la vida... En la superstición druida, esa rama de muérdago que procede de Babilonia, era una representación del Mesías, "El varón del renuevo".



Antiguamente los Peregrinos Cristianos Norteamericanos se rehusaban a celebrar este día.


Las fiestas de Roma son innumerables... Puede probarse que todas y cada una de ellas son babilónicas. Primero, la fiesta en honor del nacimiento de Cristo, o Navidad. ¿Cómo ocurrió que tal fiesta se relacionara con el 25 de diciembre? En las Escrituras no hay una sola palabra sobre el día preciso de Su nacimiento, ni sobre la época del año en que El nació. Lo que allí se relata implica que,  SEA COMO FUERE, EL TIEMPO EN QUE TUVO LUGAR SU NACIMIENTO, NO PUDO SER EL 25 DE DICIEMBRE.

En el momento en que el ángel anunció Su nacimiento a los pastores de Belén, ellos estaban pastoreando sus rebaños, de noche y a campo raso. Sin duda, el clima de Palestina no es tan riguroso como el de este país; pero aun allí, aunque el calor del día sea considerable, el frío de la noche de diciembre a febrero es muy penetrante, y no se acostumbraba que los pastores de Judea cuidaran sus rebaños a campo abierto desde fines de octubre. Entonces, es increíble, desde todo punto de vista, que el nacimiento de Cristo pudiera haber tenido lugar a fines de diciembre. A este respecto, existe gran unanimidad entre los comentaristas.

Entonces, ¿cómo fijó la Iglesia romana el 25 de diciembre como el día de la Navidad? Por esto: Mucho antes del siglo cuarto, y mucho antes de la misma era cristiana, se celebraba una fiesta entre los paganos, exactamente en esa época del año, en honor del nacimiento del hijo de la reina del cielo babilónica, pudiéndose presumir cabalmente que, con el fin de atraer a los paganos y aumentar el número de adherentes al cristianismo, se adoptara la misma fecha por la Iglesia romana, dándole solamente el nombre de Cristo. Esta tendencia de parte de los cristianos de hacer algunas concesiones al paganismo, se manifestó desde muy temprano; y así encontramos a Tertuliano que, incluso en sus días, cerca del año 230 D.C., se lamentaba amargamente de la inconsecuencia de los discípulos de Cristo a este respecto, contrastando esto con la estricta fidelidad de los paganos a su propia superstición.

"Para nosotros", dice él, "que desconocíamos los sábados y las lunas nuevas, y las fiestas en otro tiempo aceptables para Dios, ahora concurrimos a la Saturnalia, a las fiestas de enero, a la Brumalia, a la Matronalia; las ofrendas son llevadas de acá para allá, los regalos del día de año nuevo se hacen con estrépito, y los deportes y los banquetes se celebran con alboroto; ¡oh, cuánto más fieles son los paganos a su religión, pues tienen cuidado especial para no adoptar ninguna solemnidad de los cristianos." 

Hombres rectos hicieron lo posible para detener la marea pero, a despecho de sus esfuerzos, la apostasía continuó hasta que la Iglesia, con excepción de un pequeño remanente, se sumergió bajo la superstición pagana. Está fuera de toda duda que la Navidad fue, originalmente, una fiesta pagana. La época del año y las ceremonias con las cuales se celebra todavía, prueban su origen. En Egipto, el hijo de Isis, el título egipcio para la reina del cielo, nació en esta misma época, "cerca del tiempo del solsticio de invierno". El mismo nombre (el día Yule) por el cual se conoce popularmente la Navidad entre nosotros, prueba enseguida su origen pagano y babilónico. 



Yule es el nombre caldeo para "niño" o "bebé," y como el de diciembre fue llamado por los anglosajones, nuestros antepasados paganos, "Yule-day," o "el día del Niño," y a la noche que lo precedía, "la noche de la Madre" mucho antes de que ellos entraran en contacto con el cristianismo, esto prueba suficientemente su verdadero carácter. Por todas partes, en los ámbitos del paganismo, se guardaba este día del nacimiento. 

Entre los sabeos de Arabia, que consideraban la luna en lugar del sol como el símbolo visible del objeto favorito de su idolatría, se observaba el mismo período como la fiesta del nacimiento. Así leemos en la Filosofía Sabea de Stanley: "El 24 del décimo mes", es decir, diciembre según nuestro cómputo, "los árabes celebraban el NACIMIENTO DEL SEÑOR, es decir, de la Luna." El Señor Luna era el gran objeto de culto de los árabes, y ese Señor Luna, según ellos, nació el 24 de diciembre, lo que demuestra claramente que el nacimiento que ellos celebraban no tenía relación necesaria con el curso del sol.



También es digno de especial consideración que el día de Navidad entre los antiguos sajones en esta isla, se observara para celebrar el nacimiento de algún Señor de las huestes celestiales, lo cual debe haber sido exactamente lo mismo aquí que en Arabia. Los sajones, como bien se sabe, consideraban el Sol como una divinidad femenina, y la luna como una divinidad masculina. Por tanto, debe hacer sido el día del nacimiento del Señor Luna, y no del Sol, lo que era celebrado por ellos el 25 de diciembre, así como los árabes observaban el 24 de diciembre como el nacimiento del Señor Luna. 

Incluso donde el sol era el objeto favorito de culto, como lo fue en la propia Babilonia y en otras partes, el sol era adorado en esta fiesta, no solamente como el astro del día, sino como el Dios encarnado. Era un principio esencial del sistema babilónico que el Sol o Baal fuera el único dios. Por tanto, cuando Tamuz fue adorado como el Dios encarnado, esto también implicó que él fuera una encarnación del Sol. 

Entonces, no era una mera fiesta astronómica la que los paganos celebraban en el solsticio de invierno.

En Roma, a esa fiesta se le dio el nombre de fiesta de Saturno o Saturnalia, y la forma en que era celebrada allí, demuestra de dónde provenía. La fiesta, reglamentada por Calígula, duraba cinco días, y en ella se daba rienda suelta a la embriaguez y a la orgía; los esclavos gozaban de una emancipación temporal, y acostumbraban a tomarse toda clase de libertades con sus amos. Según Beroso, ésta era precisamente la forma en que se celebraba en Babilonia la fiesta de la borrachera del mes Thebeth, correspondiente a nuestro diciembre, la fiesta de Baco. "Era costumbre", dice él, "durante los cinco días que duraba, que los amos estuvieran sometidos a sus esclavos, y uno de éstos ejercía el gobierno de la casa, llevando vestiduras de púrpura, como un rey." Ese esclavo "vestido de púrpura" recibía el nombre "Zoganes," "el hombre de la diversión y el libertinaje," que corresponde exactamente al "Señor del Desorden" que, en las épocas del oscurantismo, era escogido en los países papistas para dirigir los jolgorios en la Navidad. 
  • La ponchera de la bebida de la Navidad tenía su duplicado exacto en la "Fiesta de la Embriaguez" de Babilonia, y muchas de las otras costumbres conservadas entre nosotros en Navidad tenían la misma procedencia.  
  • Las velas encendidas en la víspera de la Navidad en algunas regiones de Inglaterra, y usadas mientras dura la fiesta, eran encendidas igualmente por los paganos la víspera de la fiesta del dios babilónico para honrarlo, porque era una de las peculiaridades distintivas de su culto el tener velas de cera encendidas en sus altares.  
  • El árbol de Navidad, ahora tan común entre nosotros, era igualmente común en la Roma y en el Egipto paganos.
En Egipto, ese árbol era la palmera; en Roma era el abeto. La palmera simbolizaba al Mesías pagano, como Baal-Tamar; el abeto lo simbolizaba como Baal-Berit. 
La madre de Adonis, el Dios-Sol, la más grande divinidad mediadora, de la cual se decía místicamente que había sido trasformada en un árbol y que, encontrándose en tal estado, había dado a luz a su divino hijo. Si la madre era un árbol, el hijo tenía que haber sido reconocido como el "Hombre-rama." Y esto explica plenamente la quema del Leño de Navidad la víspera de la fiesta y la aparición del árbol navideño en la mañana siguiente. 


Como Zero-Ashta, "La simiente de la mujer," cuyo nombre también significa "Nacido del fuego," tenía que prender el fuego en la "Noche-Madre" para que pudiera nacer al día siguiente del fuego como la "Rama de Dios," o el Árbol que produce todos los dones divinos para los hombres.

Pero, podría preguntarse: ¿por qué se tiene que prender el fuego bajo el símbolo de un leño?

Para comprender esto, debe recordarse que el niño divino nacido en el solsticio de invierno, NACIÓ COMO UNA NUEVA ENCARNACIÓN DEL GRAN DIOS (DESPUÉS DE QUE ESE DIOS FUE HECHO PEDAZOS), CON EL PROPÓSITO DE VENGAR SU MUERTE EN SUS ASESINOS.

EL GRAN DIOS MUERTO EN EL APOGEO DE SU PODER Y DE SU GLORIA, ERA SIMBOLIZADO COMO UN ÁRBOL ENORME, DESPOJADO DE TODAS SUS RAMAS, Y CORTADO CASI A RAS DE TIERRA.

Aquí están las visiones que yo tenía en mi cabeza mientras estaba acostado en la cama: Yo miré, y allí delante de mí había un árbol en el centro de la tierra; era muy alto. El árbol creció y se hizo fuerte hasta que su corona alcanzó el cielo, y podía ser visto desde cualquier lugar en la tierra. Su follaje era bello y su fruto abundante; producía suficiente fruto para todos. Los animales salvajes disfrutaban su sombra, las aves en el cielo vivían en sus ramas, y daba alimento a toda criatura viviente. Yo miraba las visiones en mi cabeza mientras estaba acostado en la cama, y allí apareció un Vigilante, aun un Kadosh, descendiendo del cielo. El gritó a gran voz, y dijo: "¡Corta el árbol, corta sus ramas, quítale el follaje, dispersa su fruto! ¡Huyan los animales salvajes de su cobijo! ¡Abandonen las aves sus ramas! Pero deja el tocón con las raíces en la tierra, y átalo con una banda de hierro y bronce, yacerá entre la hierba, que está alrededor y con el rocío del cielo y su porción será con las bestias salvajes en la hierba del campo; su corazón cese de ser humano y el corazón de una bestia salvaje le será dado; y siete temporadas pasarán sobre él. "Está orden está decretada por los Vigilantes, la demanda es una palabra de los Kadoshim, para que todos los vivientes puedan conocer que el Altísimo gobierna el reino humano, que El se lo da a quien El le place y que puede levantar sobre ello al más bajo de los mortales."
Daniel 4:10-17


En estos versículos de Daniel, Nabucodonosor representa a Nimrod (ambos son reyes de Babilonia). 
ESTA ES LA CAÍDA DEL REY DE TIRO.

En el sueño de la estatua, Nabucodonosor representa a Babilonia como reino.
ESTA ES LA CAÍDA DEL PRÍNCIPE DE TIRO.

En Roma, el árbol de Navidad era un abeto... que simboliza secretamente al dios renacido como Baalberit, el "Señor del Pacto"... Por tanto, el 25 de diciembre, el día que se guardaba en Roma como el día en que el dios reapareció victorioso sobre la tierra, siendo considerado como el NATALIS INVICTI SOLIS, "el día del nacimiento del Sol invencible."

El leño de Navidad es el tronco muerto de Nimrod, deificado como dios-sol, pero derribado por sus enemigos; el árbol de Navidad es Nimrod redivivo, el dios sacrificado que vuelve a la vida.

A la luz reflejada por las declaraciones anteriores sobre las costumbres que todavía perduran entre nosotros, y cuyo origen se ha perdido en medio de la vetusta antigüedad, le permiten al lector ver la costumbre singular que todavía se mantiene en el Sur en la víspera de la Navidad, de besarse bajo la rama de muérdago. En la superstición druida, esa rama de muérdago que, como hemos visto, procede de Babilonia, era una representación del Mesías, "El varón del renuevo." El muérdago se consideraba como una rama divina, como una rama que bajó del cielo y creció sobre un árbol que brotó de la tierra. Así, por el injerto de la rama celestial en el árbol terrenal, el cielo y la tierra, que el pecado había separado, se unieron, y de este modo la rama de muérdago se convirtió en la señal de la reconciliación divina para con el hombre, siendo el beso la bien conocida señal del perdón y de la reconciliación. 
En ese tiempo (el de Daniel) Babilonia era el centro del mundo civilizado; y así el paganismo, al corromper el símbolo divino, como ya había sucedido, tenía la oportunidad de enviar a todos los rincones de la tierra su falsificada imitación de la Verdad, mediante los Misterios que fueron adoptados por el gran sistema central de Babilonia. Es así como las mismas costumbres de la Navidad, todavía existentes, arrojan una luz sorprendente tanto sobre las revelaciones de la gracia hechas a toda la tierra, como sobre los esfuerzos hechos por Satanás y sus emisarios para degradarlas y hacerlas materialistas y carnales.

En conclusión, el día de Navidad es PURAMENTE BABILÓNICO.










_________________________________________________________________________
Publicado por: Anunciadora de Sión
SOY CREYENTE EN YAHSHUA
Clicando AQUÍ encontrarán MUCHO MATERIAL
________________________________________________________________________






2 comentarios:

  1. buen reportaje, pero algunas cosas las siento forzadas para que sean interpretadas como satanistas o satánicas desde el principio, cuando la mayor parte de las tradiciones son anteriores al cristianismo o a la religión judía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu problema es que estás viendo las cosas como "religiones" (la creencia en el Elohim Único no lo es) y la creación de costumbres no tiene nada que ver con la pelea que viene desde el inicio de los tiempos. Leer Génesis para comprender. O mejor, leer:
      https://3.bp.blogspot.com/-zPDGAMpg5Ts/WDh-aUVPzmI/AAAAAAABJ5g/sLG4S-k491MAuCjJfk7LdQC1g7cT6Q09wCK4B/s1600/GB-tapa.jpg

      Eliminar

Antes de dejar su comentario, entiendan: ESTA PÁGINA NO ES PARA DEBATES. Pueden no estar de acuerdo con lo que aquí se publica y expresarlo correctamente, en cuyo caso el comentario será publicado, o manifestarse agresivamente como la mayoría hace, EN CUYO CASO NO SERÁ PUBLICADO. Ofertas pro-Illuminati son denunciadas como SPAM.