BUSCAR

jueves, 16 de abril de 2015

EL COMERCIO ES LA ESCLAVITUD. EL DINERO ES LA CADENA





“¡Levántate, resplandece, que ha amanecido tu luz; la Presencia de Yahweh ha brillado sobre ti. Mira, tinieblas cubrirán la tierra; y densas nubes los pueblos; pero sobre ti resplandecerá Yahweh, y sobre ti se verá su Presencia. Y las naciones andarán a tu luz, los reyes por tu brillante resplandor. “Alza tus ojos y mira alrededor: Todos ellos se han reunido y han venido a ti. Tus hijos serán traídos de lejos, y tus hijas serán como bebés al hombro. 

(Isaías 60:1-4)



   ¿Alguna vez ya se preguntaron qué sucedería en un mundo SIN DINERO? Estoy segura de que sí, miles de veces, todos hemos oído hablar de comunidades de personas que viven sin dinero (a base de trueque) o con monedas propias que no son de circulación válida fuera de sus pequeñas sociedades, por no mencionar las poblaciones indígenas, obviamente. Seguramente muchos han asistido al video "La Historia de las Cosas". Pero yo quiero llevar este tema UN POQUITO MÁS ALLÁ. No quiero que nos preguntemos ¿DE DÓNDE SURGE EL DINERO? y que hagamos un documental histórico acerca de los banqueros judíos y bla, bla bla. Quiero que nos preguntemos: ¿DE DÓNDE SURGIÓ EL COMERCIO?

   Desde las épocas más primitivas tenemos documentación de diferentes usos de monedas, ya en las más antiguas Y VARIADAS civilizaciones, de manera que podemos encontrar monedas griegas, romanas, celtas, babilónicas, chinas, y millones más, que nos certifican la existencia no sólo del dinero sino DEL SISTEMA QUE HACE QUE EL DINERO SEA NECESARIO: EL COMERCIO. Las personas acostumbran decir que EL DINERO ES LA RAÍZ DE TODOS LOS MALES, Y HOY VOY A MOSTRARLES QUE LA VERDADERA RAÍZ DEL MAL ES EL COMERCIO, y que el dinero es sólo una de sus muchas herramientas


SATANÁS, PADRE DE LA MENTIRA Y DEL COMERCIO



A causa de la abundancia de tu comercio te llenaste de violencia, y pecaste. Por eso, te expulsé del monte de Elohim, y un querube protector hizo que desaparecieras de en medio de las piedras de fuego... Por tus muchos pecados y por la iniquidad de tu comercio, profanaste tus santuarios... (Ezequiel 28:16,18)

   Estos versículos nos muestra claramente quién es el inventor del comercio: Satanás-Lucifer, el rey de Tiro. La demonología dice que Mammón (demonio de las riquezas y por lo tanto, del dinero) es hijo de Lucifer, o de Beelzebub en otras versiones. Otras tradiciones lo hacen uno de los querubines que siguió a Lucifer como uno de sus principales lugartenientes en la rebelión de los ángeles. Fue derrotado por San Miguel y el resto de ángeles fieles a Dios, y cayó del Cielo junto a Satán y el resto de sus seguidores, transformándose en demonio. Representa el pecado de la avaricia, de la riqueza y de la injusticia. De manera que vemos que estos conceptos inseparables NO PROVIENEN DEL DIOS VERDADERO. 

   El propio Yahshua advirtió contra este hecho en Mateo 6:24: "Ninguno puede servir a dos señores, porque aborrecerá al uno y amará al otro, o se apegará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a Mamón". Siempre supimos que Dios y Mammón (las riquezas, el hambre de riquezas, la avaricia) SON INCOMPATIBLES. Pero pocas veces (yo NUNCA, a decir verdad) hemos oído hablar acerca de que el COMERCIO también sea un invento diabólico. Y sin embargo, cuando Yahweh castigó a Adán y le dijo: "¡Maldita sea la tierra por causa tuya! Con fatiga comerás de ella todos los días de tu vida... Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que retornes a la tierra..." (Génesis 3.17,19), condenándolo a TRABAJAR para poder sobrevivir, EN NINGÚN MOMENTO HABLÓ ACERCA DE COMERCIO, COMPRA-VENTA O DINERO. El hombre debería TRABAJAR LA TIERRA PARA PRODUCIR SU SUSTENTO (hasta ese momento el huerto del Edén lo proveía de todas las cosas sin que él hiciera nada de trabajo pesado), pero NUNCA LE FUE ORDENADO QUE COMPRARA O VENDIERA NADA DE LO QUE PRODUCÍA. De hecho sabemos que en sus comienzos, la civilización humana se basó en el trueque, el simple intercambio DE COMÚN ACUERDO entre dos personas que canjeaban bienes necesarios. 


   Una cosa es intercambiar productos necesarios; "Yo tengo una vaca que da leche, vos tenés una gallina que pone huevos, cambiemos algo de leche por algunos huevos". Otra muy diferente es MONTAR UNA INDUSTRIA (sea pequeña o grande) PARA EXPLOTAR ESTAS NECESIDADES. La verdad es que aquel hombre que hubiera sido bendecido por el Altísimo con muchas posesiones tenía LA OBLIGACIÓN (como imagen de Dios estamos obligados a reflejarlo) de dar alimento y paga a los menos favorecidos, a cambio de trabajo. Un hombre con miles de cabezas de ganado, como Job por ejemplo, ciertamente tenía centenares de sirvientes PORQUE ÉL LOS NECESITABA A ELLOS TANTO COMO ELLOS LO NECESITABAN A ÉL. El intercambio era justo: ellos trabajaban para su señor, y éste les brindaba un pago, o comida y techo, o lo que hubieran combinado. Mientras las cosas se mantuvieron en el nivel del TRUEQUE, no hubo mayores problemas. Habrá habido injusticias (sin duda en todas las épocas hubo los que se aprovechaban de la necesidad ajena para "ganar" más), pero esto no es un MAL implícito en el trueque en sí, sino un mal inherente a la naturaleza del hombre caído. 



   Nosotros no conseguimos ver muy bien las cosas desde la perspectiva necesaria para analizarlas objetivamente porque NACIMOS DENTRO DEL SISTEMA. Por lo tanto, carecemos de puntos de referencia EXTERNOS que nos permitan establecer COMPARACIONES que por su vez nos permitan determinar una correcta VALORIZACIÓN de muchas cosas. No pueden causarnos "extrañeza' sino aquellas costumbres que nos son ajenas, y sólo en el momento de conocer algo "contrario" a lo establecido nos detenemos para analizar las cosas. DAMOS POR SENTADO QUE LAS COSAS SON LO QUE DEBEN SER, CUANDO NUNCA NI SIQUIERA NOS PREGUNTAMOS SI ACASO SIEMPRE FUERON ASÍ. Y de hecho, NO LO FUERON.



   Cuando hemos terminado de analizar estas cosas y vemos que la orden era PRODUCIR NUESTRO ALIMENTO (y demás cosas necesarias para nuestra vida, como ropa, techo, etc.), DESCUBRIMOS QUE EN NINGÚN MOMENTO FUE MENCIONADO QUE DEBERÍAMOS COMPRAR Y VENDER PARA SUBSISTIR... Y MUCHO MENOS PARA ENRIQUECERNOS A COSTA DE LAS NECESIDADES DE LOS DEMÁS.






   No olvidemos que estas cosas todas desaparecerán en una sola hora:


“Y los comerciantes de la tierra lloran y se lamentan por ella, porque ya nadie compra más su mercadería: mercadería de oro, plata, piedras preciosas, perlas, lino fino, púrpura, seda, escarlata, toda madera olorosa, todo artículo de marfil, todo artículo de madera preciosa, y de cobre, y de hierro y de mármol; canela, especias aromáticas, incienso, mirra, perfumes, vino, aceite, harina refinada, trigo, ganado, ovejas, caballos, carros, y cuerpos y vidas de hombres. (Apocalipsis 18:11-13)



LAS COSAS DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL REINO


   Y ahora tratemos de visualizar las cosas desde el punto de vista OPUESTO: el del Reino de Elohim. 

   La Palabra dice claramente que Yahweh es el dueño absoluto de todo: "De Yahweh es la tierra y su plenitud" (Salmos 24:1). Las Escrituras aun revelan cosas específicas que son propiedad de Yahweh. Levítico 25:23 lo identifica como el dueño de la tierra: "La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es". Hageo 2:8 nos revela lo siguiente: "Mía es la plata, y mío es el oro, dice Yahweh de los ejércitos". Y en el Salmo 50:10 el Señor nos dice: "Mía es toda bestia del bosque, y los millares de animales en los collados".

   El Señor es creador de todas las cosas y nunca ha transferido la propiedad de su creación al hombre. En Colosenses 1:17 encontramos: "Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten". En este mismo instante todas las cosas subsisten porque el Señor las sostiene con su poder. El reconocer que Yahweh es propietario es crucial no sólo para permitir que Yahshúa Ha Mashíaj sea el Señor de nuestro dinero y de nuestras posesiones, como muchos creen que debe ser (cuando éste no es más que el primer paso)... SINO PARA DEJAR DE TENER DINERO Y POSESIONES.



   Si vamos a ser verdaderos seguidores del Mashíaj, debemos entregarle el control de todos nuestros bienes. "Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo" (Lucas 14:33). ES NECESARIO RECONOCER QUE DIOS ES EL DUEÑO DE TODAS SUS POSESIONES. Si crees que eres dueño siquiera de una única posesión, entonces las circunstancias que afectan a esa posesión se reflejarán en tu actitud. Si algo favorable le ocurre a esa posesión, te sentirás feliz. Pero si algo malo le ocurre, no tendrás paz.

   Cuenta cierta anécdota que un cristiano, luego de haber "entregado" todas sus posesiones a Yahweh, se compró un auto nuevo. Hacía sólo dos días que lo tenía cuando un joven chocó uno de sus lados. La primera reacción de este cristiano fue: "Pues bien, Yahweh, yo no sé por qué quieres esa abolladura en tu auto nuevo, pero allí la tienes, ¡y es bien grande!". Esta es la actitud que corresponde que tengamos con las cosas.

   ¿Parece difícil? Pues sólo PARECE. En verdad, cuando tenemos hambre necesitamos comer alimentos. Pero no necesitamos que esos alimentos sean NUESTRA POSESIÓN. Y tampoco conseguiremos comer dinero literalmente. Entonces vemos que hemos DESPLAZADO el sentido de la necesidad de "comer" primero a "producir MI comida", y finalmente a "conseguir dinero para comer". De esta manera, entre la acción de TENER HAMBRE y la acción de COMER (que sería lo que traería satisfacción a la necesidad), METEMOS EN EL MEDIO UN MONTÓN DE ACTIVIDADES EXTRA: conseguir un trabajo, levantarse para ir a trabajar, conseguir comprar un coche para poder ir a trabajar, conseguir una cuenta en el Banco para que me depositen el sueldo, para finalmente poder ir al supermercado a comprar las cosas que YO MISMO DEBERÍA HABER PRODUCIDO PARA ALIMENTARME.

   Todas estas actividades no las hemos inventado nosotros, tienen su propio creador, el padre del comercio y de toda iniquidad: Lucifer-Satanás. Junto con el comercio nace, al mismo tiempo, LA INIQUIDAD DEL COMERCIO: avaricia, ambición, envidia, codicia, etc., que han corrompido a toda la humanidad hasta conducirla al punto en que se ha casi consumado su maldad. Pero corresponde a nosotros SALIR DEL SISTEMA. Y eso incluye TODA ACTIVIDAD COMERCIAL.

   "Pero ¿cómo viviremos", muchos preguntarán, "sin el comercio?". Ya lo expliqué en otros posts, y antes que yo lo dijo Pablo, citando palabras de Yahshúa: "Más bienaventurado es dar que recibir" (Hechos 20.35). Se trata simplemente de APRENDER LOS PRINCIPIO BÁSICOS DEL REINO Y APLICARLOS: no trabajando más cada uno para sí mismo (y tal vez para su familia), sino para TODOS nuestros hermanos, considerándolos a todos y cada uno COMO NUESTRA FAMILIA. Si yo trabajo para mis hermanos y mis hermanos hacen lo mismo, NUNCA NOS FALTARÁ NADA A NINGUNO... Y DE ESTA FORMA, ELIMINANDO LA "'POSESIVIDAD", SE ELIMINA LA INIQUIDAD DEL COMERCIO: ya no necesitamos comprar ni vender, porque todo lo hacemos para DAR. Al mismo tiempo, en lo que necesitemos, RECIBIREMOS LO QUE OTROS DEN




   
   Yahweh ha prometido proveer para nuestras necesidades: "Mas buscad primeramente el reino de Yahweh y su justicia, y todas estas cosas [comida y vestuario] os serán añadidas" (Mateo 6:33). Génesis 22:14 se refiere a Yahweh como "Yahweh Yiréh", que significa "el Señor proveerá". Él cuida a su pueblo, y no necesita de una economía próspera para que se ocupe de él. Él le dio maná al pueblo de Israel durante los 40 años que anduvieron por el desierto. Yahshúa alimentó a 5,000 personas con sólo cinco panes y dos peces.

   Yahweh es tanto predecible como impredecible. Es totalmente predecible en cuanto a su fidelidad para proveer para nuestras necesidades. Lo que no podemos predecir es la forma en que el Señor proveerá. Él usa varios medios, en ocasiones sorprendentes, para suplir nuestras necesidades. Pero sin importar los métodos que utiliza para proveer para nosotros, SIEMPRE PODEMOS DEPENDER DE ÉL.

   1 Timoteo 6:8 dice que nuestras necesidades básicas son sustento y abrigo. En otras palabras, hay una diferencia entre nuestras necesidades y nuestros deseos. Una necesidad es algo básico para la vida: alimento, ropa y casa. Un deseo es algo que va más allá de una necesidad. Un suculento plato de comida, una casa amplia y bien decorada, y ropa nueva, son deseos. Sin ser algo NECESARIAMENTE MALO, no se trata de algo INDISPENSABLE, por lo que debemos agradecer cuando lo recibimos, pero nunca reclamar cuando no lo tenemos.

   La parte de Yahweh en ayudarnos a lograr contentamiento es que Él se ha obligado a proveer para nuestras necesidades. Sin embargo, no ha prometido proveer para nuestros deseos. Él promete proveer para nuestras necesidades, y quiere que estemos contentos cuando estas necesidades están cubiertas. "Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto" (1 Timoteo 6:8).

   Estoy segura de que el Señor proveerá, justamente en el momento necesario, los recursos necesarios para que podamos cumplir el propósito y el llamado que Él tiene para cada uno de nosotros. 

   Finalmente, la última consideración que resta después de haber visto todo esto es que DESCARTAR LAS POSESIONES no es lo mismo que VIVIR EN LA POBREZA. De lo que se trata en el Cuerpo del Mashíaj es de eliminar conceptos como "mío" y "tuyo", y substituirlos por "nuestro".



Entonces se le acercó un escriba y le dijo: “Rabí, te seguiré a dondequiera que vayas”. Yahshúa le dijo: “Las zorras tienen cuevas, y las aves del cielo tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza”. 
(Mateo 8:19-20)



____________________________________________________________________________________
Publicado por: Anunciadora de Sión
SOY CREYENTE EN YAHSHUA
Mis páginas y grupos SIGUEN ESA LÍNEA (ateos, agnósticos, nuevaeristas y delirantes, ABSTENERSE)
Clicando AQUÍ encontrarán todos los links a mis sites, donde podrán encontrar MUCHO MATERIAL

________________________________________________________________________

2 comentarios:

  1. El truque a la larga viene siendo el mismo problema que la moneda circulante, porque se basa en quien tiene y quien no tiene. La verdadera solución es pasar de un mundo de posesiones a un mundo de unión en el que todos compartimos los recursos, en esta película se explica bien esa solución, https://www.youtube.com/watch?v=35OU1p95MUs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, SI HUBIERAS LEÍDO EL POST, te hubieras dado cuenta de que NO ESTÁ HABLANDO EN NINGÚN MOMENTO DE TRUEQUE SINO DE DEJAR LAS POSESIONES DE LADO :3
      En fin, escribo para que lean, decepciona ver que no lo hacen
      Pero en fin, conozco a Jacques Fresco, y conozco la línea DEL MUNDO. Algunos necesitan de otros hombres para que los "guíen". OTROS PREFERIMOS QUE NUESTRO CREADOR MISMO SEA QUIEN NOS GUÍE.
      Buena suerte

      Eliminar

Antes de dejar su comentario, entiendan: ESTA PÁGINA NO ES PARA DEBATES. Pueden no estar de acuerdo con lo que aquí se publica y expresarlo correctamente, en cuyo caso el comentario será publicado, o manifestarse agresivamente como la mayoría hace, EN CUYO CASO NO SERÁ PUBLICADO. Ofertas pro-Illuminati son denunciadas como SPAM.